No es que en Todopan seamos agoreros, pero es una realidad que el 85% de los propósitos de año nuevo terminarán por ser descartados antes de que termine el mes de enero. Objetivos más que recomendables como ir al gimnasio, comer más sano o hacer más actividades al aire libre, dejarán de estar en las agendas de quienes los pensaron en menos que canta un gallo. ¿Por qué?

Precisamente de eso, y para lograr que nuestros seguidores SÍ consigan sus objetivos vamos a desglosar una serie de trucos para conseguir esquivar a la estadística y cumplir nuestros propósitos con felicidad. Si te interesa, no te llevará más de 2 minutos leer este post, y si te gustan nuestras ideas y enfoques, lo único que te pedimos a cambio es que compartas el post en tus redes.

Error Nº 5: Pensar en actividades que requieren un gasto económico

Si para hacer ejercicio tienes que apuntarte a un gimnasio y pagar una cuota anual, amigo, encontrarás una fuerte resistencia de tus bolsillos además del cansancio normal de las agujetas. Te proponemos que antes de hacer un desembolso, te propongas metas sencillas como salir a caminar todos los días 90 minutos, hacer bicicleta, o incluso encontrar algún tutorial de entrenamientos con comba y probar a ser constante 4 días a la semana. Si aún así lo has conseguido, has creado ese primer hábito deportivo, ya no habrá problema en fidelizar económicamente con alguna cuota de gimnasios. ¡Estás preparado!

Error Nº 4: Buscar aliados aún más perezosos y con menos disciplina que tú

No busques aliados en el infierno. Plantearte retos como comer más sano, hacer ejercicio o moverte más tienen que tener los aliados justos que realmente tengan disciplina. Si no tienes amigos o familiares que sean constantes, mejor hazlo tú solo.  Porque sino, hoy por ti y mañana por aquel, dejaréis de quedar para ir al gimnasio o a salir a andar en 3, 2, 1.

 

Error Nº 3: Plantearte hacer una dieta severa, cuando esta Navidad te has puesto las botas

Vienes de ingerir unas 4.000 calorías diarias… ¿Realmente crees que podrás sobrevivir la primera semana con un puerro y un apio? Es mejor hacer una planificación real de comidas, que vaya de más calorías a menos, progresivamente para que tu sensación de hambre sea menor y acostumbres a tu cuerpo a la nueva forma de comer.

Error Nº 2: La comida precocinada no es tu aliada. ¡Cocina!

Cocinar es fundamental en esta fase, ya que la comida precocinada y los ultraprocesados son el enemigo de cualquier dieta. Para cocinar tendrás que reservar en tu mente dos cosas: Tiempo e… INGREDIENTES. Hacer la compra debe ocupar un espacio en tu vida cada tres días al menos. Compra físicamente o online, aprovecha las nuevas tecnologías para encargar alimentos saludables que te lleguen a casa, como puede ser un buen surtido de panes bajos en calorías de Todopan: Pan artesanal, 100% de masa madre, de diferentes harinas, como es el pan de Centeno, Chía, Quinoa, Maíz o Espelta.

Error Nº 1: No te  pesaste, no tienes referencias, no te deprimiste al principio pero es difícil motivarse

Empezaste tu periodo de contención sin pesarte, porque te daba miedo lo que ibas a encontrar. Bien, es cierto que no te llevaste el disgusto, pero ahora… ¿Cómo te vas a medir resultados? Es importante ser valiente y coger referencias, tanto de peso como de volumen para poder repetir las mediciones quincenalmente y apuntar progresos.

 

Y recuerda, cualquier planificación real para llevar una vida sana y equilibrada requerirá un compromiso diario y encontrar un modo de vida que te permita llevar a cabo lo más fácil posible la alimentación y el deporte elegidos. - Twitea

En Todopan, te animamos a seguir tus propósitos, y en lo que podamos ayudarte con nuestros panes artesanales bajos en calorías, aquí estamos. www.todopan.es

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *